TRABAJANDO CONDUCTAS ADECUADAS Y CONDUCTAS INADECUADAS

3

Los “Problemas de conducta” constituyen una fuente de preocupación para los padres, el colegio y las personas del entorno de los propios niños. Es normal que a lo largo de su crecimiento y desarrollo aparezcan conductas de oposición que contribuyen al desarrollo de su personalidad y les ayudan a adquirir habilidades de autocontrol, pero cuando cumplir normas establecidas o aceptar cierto grado de disciplina supone una intensidad desproporcionada de  las  emociones o actuaciones para lo que podríamos considerar normal para su edad, estamos entonces  ante un problema de conducta.

La modificación de los valores y normas sociales se producen en la actualidad a enorme velocidad. Los medios de comunicación venden el individualismo, la consecución de bienestar inmediato, el consumismo, la imagen personal, valores (vamos a llamarlos así) que no van acompañados de otros como el  esfuerzo y el trabajo a largo plazo.  Esto trae consigo una escasa resistencia a la frustración, un desajuste familiar, escolar y social que desemboca en problemas conductuales más o menos importantes que puede ir desde problemas cotidianos más o menos molestos hasta los desordenes de comportamiento recogidos en las clasificaciones internacionales.

Muchos de estos problemas conductuales aparecen en la infancia, muchos de ellos se agravan con el paso a la adolescencia, es por  ello por lo que establecer pautas educativas y el momento de intervención es fundamental para prevenir y frenar su desarrollo.

A nivel preventivo se utilizan actuaciones y programas dirigidos a la familia y al ámbito escolar del niño, para mejorar el autocontrol, prevenir la violencia, aprender a resolver conflictos, desarrollar la autoestima, mejorar la relación social y escolar e incrementar la tolerancia y el respeto  a la diversidad.

La intervención dependerá de aspectos como la edad del niño, su estado, los síntomas, su entorno socio-familiar, etc. El objetivo se encaminará hacia aumentar la competencia del niño para resolver sus problemas, mejorar sus habilidades sociales, aumentar su autocontrol emocional y de esa manera paliar sus conductas impulsivas.

Hoy recogemos de la mano de “el sonido de la hierba al crecer” una serie de historias para potenciar conductas adecuadas y trabajar las inadecuadas, esperamos que os gusten y os resulten de mucha utilidad.

http://elsonidodelahierbaelcrecer.blogspot.com.es/2014/11/historias-basadas-en-conductas.html